Educación y tecnología

4 tendencias tecnológicas en la educación más prometedoras

Aunque los presupuestos para la educación no hacen más que descender en todo el mundo, el sector de educación continúa aumentando su inversión en tecnología relacionada con el aprendizaje y la educación.

Es más, se predice que el mercado global de tecnología aplicada a la educación alcanzará los 107 mil millones de dólares este año, gracias al impulso de los avances tecnológicos y a la demanda de habilidades adicionales.

4 tendencias tecnológicas en la educación más prometedoras

Con esto en mente, podemos reconocer 5 tendencias que vamos a ver mucho a partir de ahora.

Aprendizaje corporativo online

Se espera que el mercado corporativo de la tecnología e-aprendizaje aumente alrededor del 13 por ciento anualmente hasta 2019. Esto se debe a que un número cada vez mayor de empresas, están dándose cuenta de que merece la pena proporcionar nuevos conocimientos a sus empleados de manera flexible, rentable y adaptada a las necesidades de cada individuo.

Estas empresas enfocadas en el e-apredizaje, han encontrado un modelo de negocio que funciona y funciona bien. El aprendizaje empresarial online permite a los empleados de todas las industrias y a cualquier nivel experimentar el poder de la formación personalizada, las 24 horas, los 7 días de la semana, en cualquier dispositivo.

A diferencia de la formación en el aula, los estudiantes pueden utilizar el tiempo que pueden de manera personalizada. Todos pueden moverse a su propio ritmo, aprendiendo lo que necesitan saber y explorando sus propios intereses.

Aunque sigue siendo una industria relativamente joven, el aprendizaje corporativo online promete ofrecer nuevos modelos de enseñanza y un futuro de avances emocionantes.

Medición de las habilidades

En combinación con el aprendizaje online, se prevé la identificación de mejores maneras de evaluar las habilidades y medir el progreso individual y el aprendizaje.

Cuando hay una educación personalizable, es importante que la experiencia de aprendizaje modular se mezcle de una manera que fomente la cohesión. Para ello, es necesario formas eficientes de medir y rastrear lo que aprenden los estudiantes para garantizar intercambios simples entre cada experiencia de aprendizaje.

Por ejemplo, Smarterer es una herramienta que permite medir cualquier conjunto de habilidades con tan sólo 10 preguntas en menos de dos minutos, basado en un algoritmo adaptativo.

Con esto se puede dar a los estudiantes una puntuación para cualquier habilidad, lo que podría proporcionar la base para un nuevo estándar en torno a la medición de las habilidades.

Estilos de aprendizaje alternativos

Atrás quedaron los días en que los estudiantes tenian que confiar sólo en tutoriales basados ​​en texto o incluso en video. Aunque todavía son eficaces, los nuevos tipos de estilos de aprendizaje, continuarán emergiendo para poder ofrecer a los estudiantes online más experiencias interactivas, como escribir código directamente en el navegador, o completar desafíos online como parte del proceso de aprendizaje.

Estos estilos de aprendizaje son más divertidos, atractivos y eficaces que unos simples vídeos, y se esperan ver mucho en el campo de la educación.

Capacitación online basado en competencias

Aunque el enfoque de formación basado ​​en competencias y el aprendizaje online no son nada nuevo, la mezcla de ambos está creando un enfoque revolucionario en la educación, porque incorpora no sólo el modelo de aprendizaje adecuado, sino las tecnologías adecuadas, los clientes y el modelo de negocio.

Pueden combinar de manera rentable módulos de aprendizaje adaptables al mercado de trabajo cambiante, mediante la división del aprendizaje no por cursos o incluso por materia, sino por competencias, liberando al aprendizaje de las limitaciones de las instituciones y métodos tradicionales.

¿Cómo pueden los proveedores de estas tecnologías crear una diversidad de programas apilables para una amplia gama de industrias, escalarlos y reducir los costos? Al fusionar la modularización con evaluaciones para medir efectivamente las competencias.